Capítulo de Mea Culpa se convirtió en el más "caro" para TVN

Carlos Pinto / Mea Culpa TVN

Pese a que su última temporada fue estrenada hace poco más de un año, Mea Culpa puso en aprietos a Televisión Nacional (TVN). Y es que sumada a la polémica generada por un truncado programa especial sobre el asesinato de la joven Ámbar Cornejo, ahora la estatal vuelve a "sufrir" por el programa de Carlos Pinto.

Todo comenzó en noviembre de 2021 cuando la serie policial presentó un nuevo episodio titulado "El plan imperfecto", el que narra el crimen de una persona mayor en manos de un sicario contratado por su propia nieta.

El problema para TVN surge cuando el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) instruye una denuncia contra la señal del Estado por dar a conocer públicamente el nombre de pila de uno de los testigos protegidos por la Fiscalía, permitiendo dilucidar la responsabilidad de los culpables, lo que puede afectar directamente la vida privada del implicado.

En primera instancia, el organismo regulador decidió en junio de este año sancionar a TVN con una multa de 200 Unidades Tributarias Mensuales ($12,1 millones de pesos aproximadamente), justificado en que en Mea Culpa "se vulnera nombre, exponiendo a testigo, que además por la configuración de los hechos, la deja en exposición directase protege a los imputados cambiando sus nombres y no a la testigo, vulnerando identidad y poniendo en riesgo a un testigo protegido".

Captura del capítulo de Mea Culpa titulado "El plan imperfecto" | Imagen: TVN.

Fallo a favor del CNTV

Esta resolución no convenció a TVN, recurriendo ante la Corte de Apelaciones de Santiago, no obstante, el alegato fue desestimado por el tribunal durante la presente jornada.

Por decisión unánime, la Octava Sala del tribunal de alzada falló a favor del Consejo Nacional de Televisión, validando así la infracción cometida por el programa Mea Culpa de TVN, afirmando que la publicación del nombre de pila sin el consentimiento de los mismos permite que "pueda ser completamente identificada por los terceros televidentes que, precisamente por la difusión masiva en televisión, pudieron ver despertado su interés por indagar más allá de la información entregada, buscando la sentencia, por ejemplo, en el portal web del Poder Judicial, perturbando de dicha manera –no consentida y, por ende, ilegítima– tanto la esfera de la vida privada de dicha testigo así como su integridad, expresión de su dignidad, en los términos referidos en la resolución reclamada".

Sobre el factor "interés público" que argumentó la estación en la apelación para exponer la identidad de la testigo, la corte es clara al mencionar que esta "no justifica el actuar de la reclamante ni desvanece la infracción normativa que le ha sido reprochada, el interés público del contenido de la programación ni su derecho constitucional a emitir opinión e informar, toda vez que, en el contexto del crimen recreado, no era en absoluto necesario expresar el nombre real de la testigo para que la reclamante pudiera ejercer legítimamente aquel derecho, pudiendo perfectamente haberlo sustituido por uno ficticio, tal como hizo en relación con la niña que resultó condenada como autora del crimen".

El fallo emanado desde el Poder Judicial indica que originalmente la multa sería de solo 100 UTM (poco más de $6 millones), sin embargo, el polémico capítulo de Mea Culpa se retransmitió al día siguiente en el matinal Buenos días a todos, por lo que la multa se duplicó.

You may also like