Javiera Farías será la primera mujer que tocará en la Orquesta del Festival

por Dayana Cortés
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En dos semanas más cuando se emita una nueva versión del Festival de Viña del Mar, Javiera Farías se convertirá en la primera mujer baterista de la orquesta del certamen musical.

Con tan solo 19 años, la joven artista participó de dos programas en Chilevisión, "Talento Chileno" en 2013 y "Súper Estrella", en 2011. Además fue parte del elenco musical que estuvo a cargo de los jingles de la Teletón, y fue percusionista de una de las bandas más destacadas del funk nacional, Mamma Soul.

Su incursión como la primera mujer baterista de la orquesta festival, será un hito para la musica nacional y un gran logro para su promisoria carrera, ya que durante 59 años ese lugar fue ocupado por nombres como Tilo González y Patricio Salazar.

Javiera viene de una familia musical, donde sus padres, abuelos, tíos y hermanos son músicos. ??Mi papá hace 20 años atrás tenía una tienda de instrumentos, por lo que crecí ligada a la música. ?l ahí se dio cuenta que yo tenía ciertos dotes y comenzó a enseñarme una serie de ritmos, cada vez más difíciles. Al tiempo ya me tenía puesta en la batería de la tienda. Era tan pequeña que no podía ni sentarme, entonces tocaba de pie?, contó Farías a Emol.

??Cuando tenía cinco años tuve que disertar en el jardín y coincidió que por cosas de la vida pude llevar la batería. Hice una clase para todos mis compañeros y mi padre me acompañó con la guitarra", manifestó la joven baterista.

 Cómo llegó a convertirse en la baterista de Viña 2019

"Archivo Emol"

Al ser consultada como llegó a ser la primera baterista femenina del festival, Javiera comenta a Emol que fue gracias a Carlos Figueroa. ??El año pasado después de que Carlos renovara su contrato para seguir como director de la orquesta del Festival de Viña, decide llamarme y convocarme a una reunión en su escuela de música que está ubicada en ?uñoa. Nos sentamos a conversar de cómo sería el proceso de ensayos para el certamen. Salí más feliz que perro con dos colas, totalmente emocionada al igual que mis padres, quienes lloraron de emoción. Uno nunca espera a esta edad que te convoquen para el festival más importante de música de Latinoamérica. Por lo que acepté de inmediato, llorando y feliz?, manifestó Farías.

Agregó que ser parte de la orquesta festival, ??es una oportunidad gigante que no puedo expresar con palabras lo que significa estar ahí y de hablar de esto. Es súper potente todo lo que pasa. El proceso de aprenderse todas las canciones de la competencia, las cortinas o el mismo hecho de trabajar con el maestro Figueroa. Son años de esfuerzo, de caminos y avances que finalmente se ven recompensados en este tipo de oportunidades?.

Para la joven artista es  todo un desafío enfrentar este nuevo reto en su carrera, ??por la historia que tiene mi puesto. En esa misma silla se han sentado grandes exponentes como Tilo González, Patricio Salazar o Carlos Figueroa, quien estuvo 10 años en la batería del Festival de Viña para luego pasar a ser director?.

??Poco a poco las mujeres vamos rompiendo barreras, ocupando puestos que deben ser ocupados a la par con los hombres. Reconocer que nosotras estamos demostrando que finalmente sabemos, nacimos y nos criamos para poder hacerlo?,sentenció la joven baterista.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar