Las claves de "Podemos hablar", el nuevo programa de Julián Elfenbein

por Rocio Toledo @rociotole_
Podemos hablar

El viernes, a las 22.00 horas, Chilevisión estrenará “Podemos hablar”, su nueva apuesta nocturna conducida por Julián Elfenbein, y quien se consagra, de esta forma, como “el rey del prime” en el canal privado.

Tras el indiscutido éxito que ha tenido con “Pasapalabra” –al aire de domingo a jueves-, el animador suma ahora este proyecto que se tomará las noches de los viernes, reemplazado así al extinto programa de espectáculos “Primer plano”.

"PH", como se le conoce popularmente a este nuevo espacio, es “una invitación a cenar, con personajes de distintos ámbitos que no tienen nada que ver uno con el otro, pero que acá les encontramos sus puntos de encuentro”, explica Elfenbein a Publimetro.

Bajo esta lógica, el primer episodio tendrá como invitados al periodista Amaro Gómez-Pablos, la modelo Javiera Acevedo, la exdiputada Lily Pérez, el cantante Miguelo y los actores Luis Gnecco y Gabriela Hernández.

El objetivo de “PH", franquicia original de Argentina, es generar un diálogo entre los personajes, y para esto, Elfenbein será el encargado de plantear temas de conversación que son tan variados como los mismos invitados.

Dinámica del programa

Así, el anfitrión recibirá en el estudio (que simula una casa) a las seis figuras, dando inicio a la primera sección denominada “Check in”. Allí, “les hacemos una pregunta ‘al hueso’”, adelanta Carlos Valencia, productor ejecutivo del estelar.

Posteriormente, es el turno de “Punto de encuentro”, donde el animador anuncia una idea general sobre un tema en particular, y quienes se sientan identificados dan un paso hacia adelante para poder contar su experiencia personal. Los conceptos, por ejemplo, pueden ser quiénes fueron o les fueron infieles, tuvieron un romance por Internet, enfrentaron problemas económicos, entre otros.

La última instancia se desarrolla alrededor de una mesa, “con una comida, donde con el relajo se comenta lo que pasó en las secciones anteriores y se conversa de todo con Julián”, agrega el productor.

En el formato trasandino existe un último juego, denominado “Asociación de palabras”, en el que se menciona una idea que los invitados podrán ahondar de la manera que estimen conveniente; pueden dar su opinión, relatar su experiencia en torno al concepto, o simplemente negarse a responder.

Según Valencia, en las grabaciones del programa se ha logrado que los personajes “olviden que hay cámaras y sean muy honestos en sus declaraciones”. Por ello, precisan que más que un programa de entrevistas, “Podemos hablar" es un espacio de conversación.

0 comentario
0

También te puede interesar