Corte Suprema revoca multa contra Canal 13 por rutina de Yerko Puchento

Corte Suprema revoca multa contra Canal 13 por polémica rutina de Yerko Puchento

por Rocio Toledo @rociotole_
Canal 13 Yerko Puchento Daniel Alcaíno
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La Corte Suprema determinó revocar la sanción contra Canal 13 por una antigua rutina de Yerko Puchento, quien al despedirse del programa Vértigo se burló de la imagen de la Virgen María.

“¡Gracias por venir a este, mi último día! ¡Chiquillos, se los agradezco de corazón! ¡Mi cuerpo será velado en la iglesia de la ingratitud nacional, para los que me quieran ir a despedir! Ahí en la ingratitud nacional, está en la Alameda, frente a la inmacu…da Concepción”, dijo el personaje, mientras los animadores del estelar lo corregían: «¡Inmaculada!, ¡Inmaculada!».

A raíz de este polémico momento, la estación privada fue denunciada por haber ofendido y menospreciado a quienes participan de la religión católica, recibiendo una multa de 200 UTM -casi 10 millones de pesos- por parte del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), al considerar que se constituyó un acto de intolerancia que vulnera el principio pluralista y no discriminación.

 

Vuelco en el caso

Si bien en abril pasado el dictamen fue ratificado por la Corte de Apelaciones, la Corte Suprema decidió revocarlo, dejando eximido a Canal 13 de la multa. Esto, luego que la señal  televisiva presentara un recurso de queja contra los ministros del tribunal de alzada, consignó La Tercera.

«Desde la perspectiva puramente semántica, la expresión empleada y que se cuestiona carece de un significado establecido. A lo sumo, puede ser evocativa de diversos entendimientos de orden cultural de carácter lascivo. Tal como se ha descrito, la frase fue empleada en el marco de una rutina humorística emitida a avanzadas horas de la noche y que, en lo medular, era relativa a la propia extinción del personaje, y por completo carente de insinuaciones de orden religioso. Aparece de manifiesto, en ese sentido, que se trata de un juego de palabras que mira a provocar un efecto cómico liviano, desprovisto de segundas lecturas«, detallan los argumentos de la Suprema.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar