Rodrigo Díaz e Iván Cabrera recordaron polémica final de "Fiebre de Baile"

Fiebre de Baile
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El matinal de Chilevisión, "Viva la Pipol", ha dado por estos días espacio al recuerdo. Al igual que ayer, la emisión de hoy contó con dos invitados que desempolvaron una vieja polémica. Se trata de los bailarines Rodrigo Díaz e Iván Cabrera, quienes relataron lo sucedido en la comentada final del programa "Fiebre de Baile" de 2010.

En aquella oportunidad, el animador del programa, Julián Elfenbein, dio como triunfador a Cabrera, situación que realmente no era así, pues la tarjeta donde estaban los resultados finales estaba mal escrita, por lo que el ganador finalmente fue Rodrigo Díaz, hecho que fue comentado al día siguiente en todos los programas de farándula de ese tiempo.

En "Viva la pipol", Cabrera confesó que el momento de estar ahí junto a Díaz era "como un sueño", ya que este último fue un gran referente en su carrera.

Al momento en que Elfenbein anunció su nombre, el "Potro" dijo que "ahí me mandé un 'Cecilia Bolocco' (taparse la boca con las manos)", mientras que sus amigos entraban al plató a abrazarlo. Ahí fue donde reflexionó y dijo: "el día sábado yo me había ganado un departamento en Yingo, entonces digo, 'no puedo tener tanta raja'".

Captura de pantalla "Viva la Pipol" (Chilevisión)

Luego de haber revisado el momento, Iván Cabrera dijo que "claramente era increíble sentir que era el ganador, pero también en el momento todos esperaban que, tal vez con mi personalidad temperamental, dejara la escoba y claramente no fue así".

"En un momento de frialdad dije: 'pucha, es un tremendo bailarín, tremendo amigo, referente, no puedo joder tampoco su momento", esto refriéndose a su compañero de programa, quién también había puesto todo el esfuerzo para llegar a la final.

Una final extraña

Por su parte, Rodrigo Díaz agradeció el apoyo de Cabrera, pero reconoció que toda la final "fue extraña, porque yo siempre fui favorito por el público y todos me molestaban y me decían que iba a ganar el programa. Como que la votación del público ya se sabía, pero si el jurado me eliminaba en la primera pasada, nada que hacer, podía ser cualquier otro el ganador".

Esto último casi sucede, pues la bailarina que acompañaba a Díaz tuvo un tropiezo en el último movimiento, lo que produjo que su nota fuera menor y lo dejaran en zona de eliminación. "Por suerte fue Pablo Vargas quien sacó el puntaje más bajo y me tocó elegir quien pasaba a la semifinal con él", recuerda el bailarín.

Frente a esta situación es que Cabrera reconoce que si hubieran eliminado a Díaz del programa, el ganador habría sido él.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar