Jürgensen y Stingo entregaron detalles de sus salidas de matinales

por Rocio Toledo @rociotole_
Jürgensen
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Tal como adelantó El Filtrador la semana pasada, Bienvenidos (Canal 13) y Buenos días a todos (TVN) enfrentaron dos importantes bajas en su equipo; los panelistas Mauricio Jürgensen y Daniel Stingo, respectivamente.

A pocos días de sus salidas de la televisión, los comunicadores reaparecieron, esta vez, en «El matinal de los que sobran», proyecto online de El Desconcierto en el que también participó Alejandra Valle, exconductora de Intrusos.

El primero en referirse a su partida fue Daniel Stingo, quien sostuvo que al no ser periodista, tiene mayor libertad para opinar. «Y se lo dije a los ejecutivos de TVN cuando me echaron. ‘¿Tú quieres que yo no opine? No, olvídate. Yo voy a opinar, yo no soy periodista, ni tampoco hago investigación, yo opino'», relató.

En este sentido, agregó que siempre habló desde su punto de vista, por eso cuando lo acusaban de ser poco objetivo, respondía que así era. «Pero si es lógico. Lo veo desde mi punto de vista y no tengo ninguna obligación de buscarle objetividad», dijo, precisando que al momento de cometer algún error no tenía problemas en reconocerlo.

 

La «doble militancia» de Jürgensen

Por su parte, Mauricio Jürgensen calificó su situación al interior de Bienvenidos como una «doble militancia», pues «soy periodista, pero por otro lado también fui invitado a ser un panelista, un comentarista de la realidad. Y de manera muy natural, o muy espontánea, empecé a opinar».

Según explicó, su participación fue caricaturizada, quedando como «el Che Guevara del matinal». Al respecto, también hizo un mea culpa, ya que, de cierta forma, alimentó esa imagen en pantalla. «Terminé sentado al lado de dirigentes de izquierda, de la Concertación, con los que puedo tener los mayores cuestionamientos del mundo», expuso.

Mauricio Jürgensen

Despedida de Mauricio Jürgensen | Bienvenidos

Asimismo, el periodista aclaró que nunca ha militado en algún partido político y que su rol en el programa fue opinar con sentido común y cuestionando la postura de otros sectores, entre ellos «viejos carcamales que se sentaban a decretar el caos reinante».  Pero al final este ambiente de tensión le pasó la cuenta, y decidió dejar su lugar en el panel. «Era como ‘no estamos aportando nuevas voces. Están hablando los mismos de siempre, los que son parte del problema…'», cerró.

 

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar