El ??estelar del pueblo? en la UTI

por
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El estelar del pueblo se cae a pedazos. Y es una lástima.  Créanme que cada vez que un formato televisivo muere siento nostalgia. Hasta pena. Por una parte hay una buena cantidad de trabajadores que queda en la cesantía; por otro, se acaba un estilo, una forma de contenido que sucumbe ante los ??nuevos tiempos?.

La primera estocada en el corazón para Kike Morandé, amo, señor y rey del programa fue apenas le avisaron que su espacio se reduciría a un día a la semana (sólo los viernes). Fue un golpe duro para el comunicador y empresario que ha forjado una escuela, a través de su productora Kike 21.

Tras la decisión del canal subyacen críticas ácidas de sectores feministas de la sociedad que consideran a ??MCC? un baluarte de la cosificación de la mujer, de la risa a la comunidad LGBT y a las personas con capacidades diferentes. Imposible defenderlos ante tales argumentos. Ni el mejor abogado podría refutar los excesos que ha cometido el elenco humorístico.

Intentos por no hundirse en las tormentosas aguas hay varios. El primero fue sacar a Ernesto Belloni, uno de los más grandes comediantes de la industria nacional. El sobre azul a "Che Copete" fue una señal al grupo Bethia, controlador de Mega, para que entendieran que se estaban haciendo las cosas en forma distinta. Pero no fue suficiente.

En la despedida de Belloni, vimos a un Kike complicado, dolido. Y dijo: "Es difícil, Ernesto, créeme que es difícil entender lo que está pasando. Uno camina por el canal y ve letreros que dicen que la TV cambió, que hoy es digital, que la gente ya no ve TV abierta... Como que el tiempo de la TV que hemos hecho todos estos años estuviera quedando al lado, yo no creo que sea así", dijo el conductor.

Pero Morandé fue más allá y lanzó un dardo contra el mismo canal donde trabaja. Aprovechando su condición de externo (técnicamente no es empleado de Mega, sino que presta servicios a través de su productora), aseguró: "Podrán venir tiempos distintos, podrán venir ideas de que la gente quiera ver cosas distintas, pero creo que tampoco las personas han cambiado tanto como para aceptar de buenas a primeras que no esté más en su casa un personaje como Belloni", sentenció.

Las palabras de Kike apuntaron directamente a los ejecutivos de Mega. Entre líneas los responsabilizó de la salida del cómico. Es que las diferencias del animador con el alto mando del canal han ido in crescendo.

Según fuentes de Kike 21 han sido varias las veces en que Morandé ha estado a punto de renunciar y emplear las cláusulas de salida que posee; sin embargo, el cariño por el equipo ??liderado por Ina Sáez- lo hace echar pie atrás.

Hoy el programa, considerado el último bastión de la vieja TV, busca alejarse de la caricaturización de ciertas minorías, pero no es fácil cambiar de la noche a la mañana. En su ADN está la risa fácil, la talla rápida.

Y público hay para eso. La crisis por la que pasa el programa no va por ser un fracaso en audiencia. El blanco está marcado por la opinión de las audiencias que se manifiestan a través de RRSS, principalmente.

La gran pregunta es: ¿debe salir del aire el estelar del pueblo? La TV de nicho tiene que estar sujeta a condicionamientos sociales?

Por el momento, MCC está en la UTI con un diagnóstico poco alentador. Dicen que tiene sus días contados. Mientras tanto, Kike aprovecha el verano para descansar en su fundo en Río Bueno, un lugar alejado de las luces y las críticas donde sólo se escucha el mugido de sus vacas.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
1

También te puede interesar