Nada de Buenos Días: Delatan pésimo clima laboral en matinal de TVN

Buenos Días a Todos

Fue a mediados de octubre que las miradas se concentraron en Buenos Días a Todos luego que Matías Arias, por aquel entonces director del espacio, junto a Bastián Ríos, su asistente, presentaran su renuncia al canal público.

Los motivos de la partida de ambos profesionales, señalaron fuentes a El Filtrador en ese minuto, guardaban relación con el clima laboral al interior del matinal debido a la presencia de la productora ejecutiva, Pamela Díaz, sobre quien pesaban varias acusaciones de maltrato laboral. El último episodio se produjo previo a la salida de Arias y Ríos, cuando estos se enteraron de la serie de despidos que habían afectado al equipo el 23 de octubre.

Así relata este hecho un extrabajador de TVN, quien solicitó no publicar su nombre. "Ellos pidieron una reunión en la que estaban jefaturas a nivel canal y matinal, se le dijo a Pamela que todos le tenían miedo y que nadie la quería, ella se puso a reír y ellos renunciaron por los despidos y por no haber sido consultados. Ya no aguantaban no tener voz ni voto", explica.

Además, agrega, en ese momento no los dejaron renunciar por lo que tuvieron que trabajar en el programa especial que el matinal emitió para la votación del Plebiscito, celebrado el domingo 25 de octubre. Al día siguiente, la noticia del nuevo "terremoto" al interior del Buenos Días a Todos apareció en los medios de comunicación.

En ese entonces, este Portal consultó a TVN por la veracidad de las acusaciones en contra de Pamela Díaz, las que habrían motivado la realización de una investigación interna. El canal descartó tales acusaciones, a pesar que diversas fuentes aseguraron que sí se indagó en el asunto y que la investigación concluyó con la productora absuelta.

Sin embargo, el impacto de este tema fue inmediato en la industria televisiva. De acuerdo al testimonio de la misma fuente a El Filtrador y que concuerda con los hechos expuestos previamente por cercanos al matinal , las malas prácticas de Díaz son una constante en el equipo, al que se sumó como productora ejecutiva en enero pasado tras el despido de Pablo Manríquez.

"Cuando ella toma el cargo de productora ejecutiva todo cambió. Había abuso laboral para todos y sobre todo para los periodistas. Nadie podía opinar sobre el contenido, nos hacía callar o escuchaba pero con el celular en la mano, o sencillamente diciendo literalmente: 'y qué sabí voh', chasqueando los dedos. Todos teníamos miedo de proponer u opinar", comenta.

Pandemia

Con la llegada de la pandemia del Covid-19 al país se sumaron nuevos problemas tras cámaras. "Los equipos que salían a terreno no podían pasar a la oficina porque podíamos estar contagiados al estar tan expuestos, pero sí teníamos que llegar a nuestras casas pudiendo haber estado contagiados. Eso no importaba, es más, si nos contagiábamos no era por trabajar en la calle sino que fuera del trabajo", sostiene el extrabajador de TVN, agregando que comenzaron a trabajar con turnos: dos semanas de cuarentena preventiva y una trabajada, luego una semana de prevención.

"Pero en el peak de la pandemia ya no hubo más cuarentena preventiva a no ser que hubiéramos tenido contacto estrecho con alguien positivo. Nos exigían también el PCR pero lo teníamos que pagar nosotros", apunta.

"En ese tiempo de peak un par de compañeros llegaron a un trato con Pamela después de que en un comunicado el canal autorizara al personal a hacer teletrabajo si se sentían expuestos. Así que hubo algunos que en vez de teletrabajo iban al canal, pero les pedía no salir a terreno porque en su casa había gente mayor. Pamela aceptó y hace un par de meses obligó a una de esas personas a salir a terreno, ésta se negó y le recordó que tenían un trato, y a gritos (Díaz) le dijo que la pandemia ya había pasado y que tenía que salir a terreno o si no, no le servía. Esta situación pasó en el switch, en pleno programa y delante de todos los que estaban ahí. Después del programa le dijo a esta persona que se tomara vacaciones o que se fuera a un hotel sanitario porque trabajar así no le servía", relata.

Investigación

En esos meses fue filtrada una carta redactada por un grupo de periodistas del matinal en la que denunciaban largas horas de trabajo y falta de organización en los turnos laborales. Esta situación, explica el extrabajor, fue detonada luego que un par de profesionales llegaran a trabajar casi un mes de corrido, incluyendo los fines de semana.

En paralelo, señala la fuente a este Portal, las denuncias en contra Pamela Díaz crecían y llegaron a oídos de la gerencia del canal, que inició una investigación para esclarecer el caso. De esta forma, se fueron citando uno a uno los trabajadores del Buenos Días a Todos. "Nos dijeron que no nos preocupáramos porque no nos podían despedir, que nos iban a proteger", dice. Agrega que un par de meses de haber atestiguado, el 23 de octubre, la estatal notificó a dos periodistas y dos productoras de su despido, aduciendo "necesidades de la empresa". Sin embargo, cuestiona que posteriormente se contrató a dos profesionales para suplir la labor de quienes habían sido desvinculados.

En contraste, el día lunes 26 de octubre, cuando se dio a conocer la renuncia del otrora director y asistente, se le comunicó al equipo en pauta que no se pudo comprobar el maltrato de Pamela Díaz, por lo que quedaba absuelta de esas acusaciones. "A Pamela (Díaz) la contrataron sabiendo que tenía antecedentes de maltrato... ella es la responsable de todo lo que pasa en ese equipo y por qué le va tan mal al programa. Todos pensamos que hasta que ella no se vaya no le va a ir bien", reflexiona la misma fuente, asegurando que debido a esta situación "en este momento todos se quieren ir de ese equipo".

Consultados por los eventos expuestos en este reportaje, desde TVN no confirmaron la información y los detalles, declinando referirse al tema antes de ser publicada.

0 comentario
3

También te puede interesar