Tribunal mantiene prisión preventiva de Nano Calderón Argandoña

por Rocio Toledo @rociotole_
Nano Calderón Argandoña
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Durante la mañana de este lunes, el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago revisó las medidas cautelares interpuestas contra Nano Calderón Argandoña, quien fue formalizado el mes pasado por el delito de parricidio frustrado.

Y es que, cabe recordar, el hijo de Raquel Argandoña y Hernán Calderón se encuentra en prisión preventiva en el Área de Salud del penal Santiago 1, donde cumple una cuarentena preventiva sanitaria a raíz del COVID-19.

Finalmente, tras haber cumplido los 14 días de cuarentena, el tribunal rechazó la solicitud de la defensa del joven de modificar la cautelar vigente por el arresto domiciliario total. Así, se determinó mantener la prisión preventiva en contra de Calderón Argandoña, imputado como autor de los delitos de parricidio frustrado, disparo injustificado y daños, amenazas no condicionales y lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar, además de porte o tenencia ilegal de armas y municiones.

En la audiencia, la magistrada Mariana Leyton Andaur sostuvo que "es un hecho que las víctimas suelen retractarse, no sólo por temor sino que también por el amor filial (...) aquello precisamente hace que estos delitos sean de acción penal pública". Esto, en alusión a la decisión de Calderón Salinas de cambiar la querella interpuesta contra su hijo a lesiones graves dentro del contexto de violencia intrafamiliar.

Reformalización

Asimismo, según informa Poder Judicial, el Ministerio Público reformalizó al joven de 23 años por tres de los hechos investigados. En el hecho 1, ocurrido el 5 de julio, la imputación corresponde a amenazas no condicionales en contexto de violencia intrafamiliar y disparo injustificado.

Sobre el hecho 2, del pasado 6 de julio, cuando Calderón Argandoña destruyó objetos, ropa y otros enseres de su padre, además de golpearlo en reiteradas ocasiones, se le imputa autoría en los delitos consumados de daños y lesiones graves en contexto violencia intrafamiliar.

En cuanto al hecho 3, correspondiente al 11 de agosto, día en que el imputado agredió a su padre con un arma blanca, el ente persecutor precisó algunos aspectos de la imputación de parricidio frustrado, la cual mantuvo.

Por otro lado, a solicitud de la defensa de Nano Calderón, el tribunal fijó para las 9.00 horas del próximo miércoles 23 de septiembre la audiencia para discutir el sobreseimiento parcial y definitivo respecto del hecho 4, catalogado como tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar