Viña del Mar en alerta máxima: La demanda de Canal 13 pone en riesgo el Festival

Festival de Viña del Mar - Chilevisión CHV

Luego de que Canal 13 anunciara que tomará la vía legal para someter el proceso de la licitación del Festival de Viña del Mar a una revisión antes de ser aprobado y otorgado a Mega –única emisora televisiva que se presentó con una propuesta– el Concejo Municipal de la "ciudad jardín" ha tomado resguardos respecto de los procesos que aún faltan por concretar.

Y es que, desde hace décadas que la Municipalidad de Viña del Mar no veía una licitación tan compleja como la actual concesión para el periodo 2025-2028 del evento televisado.

El pasado 5 de abril, día que se cerró el plazo para que los canales pudieran presentar sus propuestas, TVN y Canal 13 emitieron sendos comunicados en los cuales explicaron que no competirían con ninguna oferta para quedarse con el certamen debido a los altos costos derivados de las condiciones impuestas por el municipio, criticando varias cláusulas del contrato en cuestión.

Mega fue la única estación que se presentó a la licitación, por lo que, preliminarmente, ha "corrido sola" para adjudicarse el festival más importante de Chile; sin embargo, la polémica quedó al rojo vivo esta semana luego que Canal 13 protestara porque la propuesta de la señal dependiente del Grupo Bethia fue aprobada por la Comisión Evaluadora.

Ello por cuanto, según el excanal católico, la oferta de Mega no cumpliría con las condiciones mínimas establecidas en las bases de la licitación, acudiendo al Tribunal de Contratación Pública para "declarar ilegal y arbitrario el informe y acta emitido por la Comisión Evaluadora", manifestando su interés por presentarse a un nuevo proceso de licitación en caso de que el actual sea declarado desierto.

¿Los resguardos del Concejo hacen peligrar el Festival de Viña?

Frente a ello, desde el Concejo Municipal de Viña del Mar ha tomado sus resguardos para evitar que los problemas legales se agranden, solicitando mayor información antes de que se ejecute la votación donde se aprobaría o rechazaría la propuesta de Mega. En virtud de ello, la instancia, que inicialmente iba a realizarse este mes, se postergó para mayo.

En tal sentido, en conversación con The Clinic, el concejal independiente Sandro Puebla señaló que "es clave que, antes de seguir adelante con esta licitación, se pueda contar con informes y opiniones jurídicas contundentes que nos orienten como seguir", indicó el integrante del concejo.

Sin embargo, el asunto no sería tan sencillo como declarar desierta la licitación y abrir nuevamente el proceso –con las complejidades que esto ya implica de base–, toda vez que, explicó el concejal, avanzar sin tener mayor claridad podría exponerlos a represalias legales de Mega.

"El problema que yo veo es que, así como vamos, nos está demandando un canal. Y capaz que si adjudicamos sin aceptar las condiciones de Mega nos podrían llegar a demandar ellos también", reveló Puebla, agregando que "es una lástima que el festival esté expuesto a todo esta polémica, cuando lo que deberíamos estar discutiendo es sobre la calidad de las ofertas y de la organización del próximo evento", complementó.

Por su parte, el concejal (Democracia Cristiana) René Lues expresó su preocupación ante el peligro que corre la versión 2025 del Festival de Viña del Mar, con el peso que ello tendría para la administración.

"No puedo negar que la demanda me genera inmensa preocupación porque, por un lado, sería inédito en la historia del Festival que un juicio ponga en riesgo una versión del mismo, en este caso la del 2025, y, por otro, como autoridades municipales cargaríamos con el veredicto histórico de ser responsables de esta lamentable situación", señaló Lues.