Alex Hernández: El exiliado director de Viña del Mar

Alex Hernández
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las luces se encienden y todo resplandece en el escenario. Está todo perfectamente ubicado sobre la tarima. El Festival de Viña del Mar es el más grande de Chile y, por la fiesta que genera el certamen internacional, no hay espacio para la imprecisión, menos para el error.

Sin embargo, detrás de cámaras, ahí donde se ubica la gente que nadie puede ver, es donde toda la alegría del festival se quiebra, donde cobra sus víctimas; el espacio donde, en busca del resultado perfecto, se producen las tensiones entre quienes son garantes de que todo salga de acuerdo al plan.

Y es que esta vez las disputas entre los encargados de la producción y dirección para la versión 2020 del festival viñamarino, transmitido en conjunto por TVN y Canal 13, han cobrado una nueva víctima, siendo el histórico director Alex Hernández el exiliado en esta pasada.

Fue en la tarde de este viernes cuando Hernández escuchó las palabras decisivas sobre su futuro en el certamen internacional. De la boca de Jaime Boetsch, director de Programación de TVN, el exdirector de Mekano y Yingo fue notificado de la no renovación de su contrato.

Que el dinero no alcanza, que no hay presupuesto. Bajo esa premisa, Boetsch dijo a Hernández lo que ocurría, que tras años participando activamente en el certamen, era momento de dejarlo ir.

Sin embargo y a pesar de las cifras que la administración podría utilizar para argumentar la salida de Hernández, lo que se esconde tras las palabras de Boetsch tiene más que ver con lo humano, con la política y el poder, que con asuntos administrativos. El tema radica en que simplemente Hernández se quedó sin amigos en la producción de Viña.

 

Y es que el 22 de julio, la renovación de directivos que afectó a TVN culminó con una baja decisiva para Hernández. Alicia Zaldívar, gerente general del canal público y amiga del director, fue desvinculada del canal público, perdiendo así una aliada estratégica dentro de la estatal.

Conforme se indicó a El Filtrador, la salida no se produjo en los mejores términos. Tras salir rápida y airadamente de su oficina con todas sus pertenencias, Zaldívar se mantuvo incomunicada, sin responder los llamados de los medios.

Sin embargo, existía otro nombre en la nómina, un nombre que no pudo ser borrado del registro. Cercana a Hernández, de la misma camada en Chilevisión y exsubgerenta de Planificación y Proyecto por parte del canal público en la pasada edición del Festival, Catalina Yudin logró mantenerse en pie al interior de TVN.

A pesar de que su contrato se encuentra vigente, Yudin ha tenido que sortear otras dificultades en cuanto al ejercicio de su cargo. Conforme se indicó a este medio de forma extraoficial, la postura de TVN para el Festival es clara: no quieren a la antigua camada de Chilevisión en el certamen.

Es así que Yudin ha debido enfrentar una especie de limbo. El motivo por el cual TVN aún no deja caer el sobre azul sobre la profesional tiene sus bases en el derecho laboral, y es que Yudin se encuentra embarazada, situación que no le ha impedido desarrollarse con completa normalidad en ediciones anteriores.

Cabe recordar que Yudin participó activamente en la realización de la edición 2017 del Festival de Viña del Mar en las mismas condiciones, sin afectar su rendimiento. No obstante, El Filtrador confirmó que la decisión de TVN fue "bloquearla".

“Yudin hoy no tiene trabajo, viene a la oficina y está sentada en su oficina, pero no hace nada”, indicaron fuentes al interior de la señal pública, añadiendo que existiría una posible guerra de desgaste respecto a la permanencia de la profesional en la estación. “Ella respira Viña, como tantos otros. Está desesperada ahí donde la tienen (…) El Festival tiene una guerra de egos que la terminará matando (…) Es una mariconada este mundo”, sostienen.

Con dichos antecedentes, las posibilidades de Yudin para volver a participar en el certamen caen prácticamente a cero.

En esa línea, este Portal pudo recabar que TVN ya podría tener fichada a su carta para suplir a Yudin, haciendo un guiño a la productora general de la Agencia Cafeína, Carla Ruz, quien por 10 años ostentó el cargo de productora ejecutiva en el evento viñamarino.

Y es así que, con Catalina Yudin bloqueada y Alicia Zaldívar fuera de la estatal, Alex Hernández podría ser desvinculado sin ningún tipo de oposición. El director se convirtió en un blanco fácil de remover.

Según indican, la denominada “cofradía de TVN", compuesta por diversos directivos, se empeñó en eliminar del certamen a quienes formaran parte de Chilevisión en versiones anteriores del Festival.

Fuentes internas apuntan a José Edwards, confirmado productor ejecutivo de TVN para el certamen, como el principal responsable de tejer la trama que culminó con el fin de la “era Hernández” en el Festival de Viña.

La pregunta que queda tras la salida de Alex Hernández es cómo quedará repartida la dirección del Festival.

 

El Tira y Afloja

Según aseguraron fuentes a El Filtrador, actualmente TVN y Canal 13 enfrentan una dura batalla por definir la nueva estructura en la producción y dirección del certamen, un juego de tira y afloja por posicionar a sus ejecutivos en el espacio.

La estructura como tal está compuesta por un director general, un productor general, dos productores ejecutivos y tres directores de televisión, siendo esta la columna vertebral de la directiva.

En cuanto a los directores, los nombres que más suenan para encargarse del Festival son los de Felipe Morales de “Vértigo”, Sebastián Hodar de “Sigamos de Largo” y Julio Acevedo de “Rojo”.

Mientras, en el caso de los productores ejecutivos, quienes se encuentran confirmados en sus puestos figuran el previamente mencionado José Edwards, por parte de TVN y Pablo Morales Ahumada, por parte de Canal 13.

El cargo que aún se mantiene en disputa, y que tiene a TVN y Canal 13 inmersos en un profundo debate, es el de productor general, puesto fundamental en la estructura, donde, mientras Canal 13 defiende la permanencia de Daniel Merino, amigo del director de TV Pablo Morales, TVN ha abocado todos sus esfuerzos a removerlo y situar a Joan Higueras Salvo.

La disyuntiva ha costado más de un mes de negociaciones entre ambas estaciones para definir quién será el hombre a cargo del puesto.

A pesar de ello, y si bien a Merino se le ha visto en conversaciones con el director ejecutivo de TVN, Francisco Guijón, aún no está claro si aceptará el cargo debido al shock emocional que le causó estar en dicho puesto cuando en 2019 ocurrió un accidente que le costó la vida a un trabajador.

Estratégicamente, el escalafón es fundamental ya que en lo único que estuvieron de acuerdo TVN y Canal 13 fue con dos hechos: que Hernández dejara el festival, y la supresión del puesto de director general para la edición 2020.

El Festival de Hernández

Aún faltan seis meses para la realización del Festival de Viña y el acto se puede dividir en dos partes: uno visible y otro que permanece oculto.

Para la fiesta, los nombres que suenan son los de los animadores Martín Cárcamo y María Luisa Godoy, listos y con el contrato hecho para asumir la animación del certamen. Otros, como los artistas confirmados, donde están Mon Laferte y Alejandro Sanz, prácticamente fichado.

Mientras, más allá de las risas, más allá del backstage, se libra una guerra interna, una disputa que cobra su primera víctima, donde el histórico exdirector Alex Hernández acabó exiliado del certamen.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar