Cuatro figuras de matinales analizan la nueva "batalla" que se librará post Viña

matinales

La competencia de los remozados matinales se adelantará unos días este año, comenzando específicamente el lunes 27 de febrero y no en marzo, como era habitual. Ese día, Eduardo Fuentes y María Luisa Godoy debutarán como dupla en Buenos días a todos (TVN), renovando así la disputa por la sintonía de las mañanas. 

En la previa de este nuevo escenario, El Filtrador les preguntó a los periodistas Andrés Caniulef, Simón Oliveros, Ignacio Gutiérrez y Juan Pablo Queraltó cómo ven esta nueva “batalla matinal” a propósito de la renovación en la conducción del franjeado de TVN. 

“Creo que es un súper buen síntoma que los programas matinales se vuelvan más competitivos, creo que eso es siempre beneficioso para los televidentes y motiva aún más el trabajo que ya hacemos”, comenta Caniulef, quien se sumó a Mucho Gusto durante el periodo festivalero. 

“Y en particular, la llegada de María Luisa y Eduardo viene a potenciar eso, le da un nuevo aire a esta competencia matinal cada vez más reñida. Ya no existe la hegemonía de un solo programa y Mucho Gusto está en un trabajo súper importante y consistente para cumplir con el público y entregar información y entretención, como lo estamos haciendo hoy”, agrega. 

Desde Contigo en la mañana, Juan Pablo Queraltó, uno de los "noteros" emblemáticos de la apuesta, comenta que “las batallas matinales siempre han sido un tema” y apunta que la incorporación de Godoy y Fuentes a este escenario “le va a dar un toque y una cosa más sabrosa a estas competencias matinalescas”. 

“Nuestro matinal tiene a Julio (César Rodríguez) con la Monse (Álvarez), que son dos súper talentos, dos súper periodistas tremendamente informados y que pueden jugar y mezclar esos roles de la entretención, de la comedia, con la de la información. Y eso yo creo que hoy día son pocos los animadores que tienen esa facilidad”, agrega.

“Ahora, a Contigo en la mañana le ha ido súper bien, ha tenido un año completamente redondo, positivo, con los mejores periodistas en terreno, que son además periodistas que manejan a la perfección lo que es la actualidad. Y yo, que, desde mi plataforma, puedo entregar una cuota de entretención en los momentos que se puede y en los momentos que también la noticia y la actualidad lo permite. Siempre es bueno tener esa posibilidad”, afirma el profesional. 

Asimismo, Ignacio Gutiérrez coincide con la visión de sus colegas. “Creo que la competencia hace bien para poder mejorar los productos. Sí, creo que cinco horas de hacer solamente temas informativos a mí me parece que debiera modificarse en algo porque creo que el rol de la entretención de la televisión abierta es algo que no puede quedar secundario. Sé que no lo fue durante muchos años, yo formé parte de eso, a mí me tocó estar en la televisión al aire para el estallido social donde yo era partidario de solo informar, también me tocó estar al aire para la pandemia donde no podíamos entretenerte (…) creo que ha llegado el momento de que se vuelquen a la entretención”. 

En cuanto a la nueva dupla de Buenos días a todos y su misión de “levantar” el programa, en términos de sintonía, Gutiérrez sostiene: “me cuesta opinar porque la gente sabe que María Luisa es amiga personal y Eduardo es un tremendo comunicador, entonces yo lo único que puedo desearle es maravillas. Pero me parece raro porque también le quiero desear maravillas a Tu Día de Canal 13. Estoy en la mitad, pero yo creo que, en la televisión, cuando se hace con ganas, que no tengo ninguna duda que ellos tienen muchas ganas de estar conectados con la audiencia y ayudar”. 

Simón Oliveros
Simón Oliveros se sumó hace unos días al matinal Buenos días a todos. Imagen TVN.

La mirada desde adentro 

Por su parte, Simón Oliveros opina que “después de varios años muy particulares de pandemia, estallido social, a partir de marzo lo que se va a vivir en los matinales me da la impresión que es una batalla punto a punto por cautivar la audiencia”

El caso del periodista es particular. Luego de 12 años decidió dejar Mega para apostar, precisamente, por el nuevo proyecto matinal del canal público. Desde ese escenario, indica a este Portal que “lo que vamos a buscar es conectar con la audiencia a través de entregarle voz a la ciudadanía. Es un equipo al que llegué que se ve que está motivado, que las jefaturas han transmitido claramente lo que se quiere hacer a partir del 27 de febrero en donde la receta está más o menos clara. Y tampoco es que se esté buscando debajo del agua, que es conectar con la ciudadanía, con su demanda, darle el espacio que se merecen”, explica.  

En ese sentido, Oliveros comenta que el Buenos días a todos ha marcado positivas cifras de sintonía durante la transmisión del Festival de Viña, situación que “nos pone en un pie importante del punto de vista de la motivación”. Sin embargo, también es consciente que el equipo del programa “viene golpeado y lo ha pasado mal, por lo que todos estos pequeños triunfos hacen que nos vayamos motivando poco a poco”

Y agrega: “hay que trabajar duro acá, todos los puntos de rating van a estar ahí peleándose por los cuatro matinales, que de cierta manera cada uno con su estilo va a tratar de cautivar a la audiencia”.  

Respecto a su rol en este proyecto, el periodista sostiene que “yo vengo a sumar experiencia que dejé 12 años en un canal, cinco en el Mucho Gusto que fue el matinal líder durante seis años y en ese sentido, siento que tengo la experiencia, la motivación también, para aportar desde el contacto con la gente en la calle o hacer cosas en el estudio también. Con muchas ganas de aportar mi experiencia a este equipo que está súper motivado con respecto a lo que se puede venir. Yo creo que está abierto el escenario, la audiencia ha cambiado, los ratings han cambiado, ya no hay un matinal que se dispare y que doble a la competencia y eso ha quedado demostrado ahora en la cobertura de Viña en donde hemos logrado estar en el segundo lugar, pelear el tercero, salir prácticamente toda la semana del cuarto lugar y eso hace que nos vayamos motivando también poco a poco”. La batalla está librada.

async>