¿Por qué la farándula tiene un espacio ganado en la TV local?

por
1471 vistas

Cada cierto tiempo la farándula es satanizada en la TV. Se habla casi como un grupo de infecciosos que destruyen todo lo que ven. Sin embargo, cada vez la pantalla local suma minutos de este tipo de periodismo. ¿Por qué? Simple, ¡funciona!

Sin ir más lejos, en estos días somos testigos del éxito de uno de los programas emblemáticos de la farándula en Chile: ??Vértigo?. Seguramente en Canal 13 dirán que es un espacio ??misceláneo?, pero no. Sepan queridos amigos que el estelar del canal de Luksic no hace otra cosa que farándula y la más ruda, llamada en la jerga televisiva como ??dura?.

farándula

lacuarta.com

El caso de Daniel Alcaíno, a través de su personaje Yerko Puchento, es otro ejemplo de cómo disfrazar la farándula. El humorista apela a diversos elementos para hacer reír, pero la farándula es su base. De hecho, el personaje está inspirado en un periodista que se dedicaba a la farándula, Carlos Tejos.

Amparados por una buena chequera, el programa de los jueves logra juntar en un panel a diversas figuras: futbolistas, actores, animadores, cantantes, etc. Todos con un denominador común: vidas faranduleras. Si no me cree, tome nota de los invitados de la reciente edición: Hernán Calderón, Marlen Olivari, Carmen Gloria Arroyo, Rodrigo Salinas y Paz Bascuñán. Un variopinto grupo cruzado por la TV. Fue en ese contexto que vimos un áspero diálogo ??discusión para ser exactos- entre la ex jueza de CHV y el ex marido de Raquel Argandoña. La escena era digna de los mejores capítulos de "Primer Plano" donde dejaban en el estudio una de las partes y la otra, a través de un móvil falso, contaba su versión.

Se desayuna farándula

En los matinales pasa exactamente lo mismo. En Chilevisión Paulina Rojas, ex panelista de programas de chimentos, comparte panel con Juan Pablo Queraltó, un ícono del extinto SQP.

Dentro TVN, el canal estatal que ??supuestamente- se rige por férreas estructuras editoriales, no se conformaron con los datos aportados por Maca Tondreau y ??levantaron? a Hugo Valencia, otra veterano de la farándula.

En "Bienvenidos" hacen exactamente lo mismo, pero con ciertos resguardos. Tonka intenta empatizar con los personajes mientras Polo Ramírez aporta el contexto, el dato inteligente. Pero eso no los convierte en distintos a sus pares: igual es farándula.

En esta gran manzana de programas faranduleros, da gusto ver espacios que no mutan ni les molesta ser llamados así: "Intrusos" y "Primer Plano". Son los únicos bastiones de la pantalla de un género que se niega a morir.

farándula

Autodefinirse como opinólogo de farándula no es buen ejercicio para alguien que intenta sobrevivir en la industria. Es que sacarse el rótulo cuesta y la reinvención no es tarea fácil. Un ejemplo: Jaime Coloma, un hombre con experiencia, cancha, bagaje y horas de vuelo. El tatuaje de la farándula lo tiene grabado con tinta indeleble, pese a que está capacitado para cumplir cualquier pega en la TV. Y un ejemplo más: Juan Pablo Queraltó, la animación ha sido su gran talón de Aquiles. Salvo ??Sabingo?, donde compartió roles con Caro Mestrovic, jamás ha podido demostrar su talento. ¿Por qué? Su pasado lo condena.

Son los costos de un género amado y odiado. Un subgénero del periodismo de espectáculos que es amado y odiado a la vez. Un placer culpable. Un duchazo de banalidad ??ojalá diario- que refresca y nos hace menos graves.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más