Gómez-Pablos sobre Felipe Camiroaga: "Nadie le llega a los talones"

por Rocio Toledo @rociotole_
Amaro Gómez-Pablos - Felipe Camiroaga

Este viernes se cumplen 11 años de la tragedia área en la isla Juan Fernández, accidente en el que fallecieron 21 personas, entre ellos el animador de TVN Felipe Camiroaga.

En ese contexto el periodista Amaro Gómez-Pablos, quien en ese entonces era parte del canal público, recordó su especial lazo con el fallecido comunicador. "Nadie le llega a los talones y lo digo sin ánimo de crear un mito humano", dijo a la web de Radio Biobío, agregando que "era una persona muy versátil, reflexiva y hasta punzante cuando debía serlo, pero también muy lúdico, inteligente, de equipo. Felipe era la encarnación de la 'chispeza' sin vulgaridad".

"Había lazos de cariño y admiración que albergo hasta hoy hacia muchos de los integrantes de ese vuelo. En ese avión viajaba de lo mejor de Chile. Felipe Camiroaga y Felipe Cubillos, dos Felipes con sus respectivos equipos. Personas de entrega, marchando un fin de semana para ayudar a que Juan Fernández y su gente pudiesen levantarse", sostuvo.

Asimismo, Amaro Gómez-Pablos rememoró el viaje que hizo junto a Camiroaga a Isla de Pascua, donde quiso enseñarle a bucear. "Recuerdo con nostalgia nuestros recorridos en moto por la isla, cada cual en la suya. Usábamos camisas hawaiianas y gritábamos a viva voz de júbilo", dijo.

"Pasábamos del sol a un súbito chaparrón y después un arcoíris. Felipe gritaba desaforado de felicidad. Esa es la imagen que quise guardar de él cuando me tocó la dura misión de viajar a Juan Fernández para reportear el accidente y si acaso había sobrevivientes. Mi escudo frente al dolor era esa bella imagen de un Felipe plenamente feliz", explicó.

El momento de informar la noticia

Además, el periodista se refirió a cómo fue informar en pantalla que no había esperanza de encontrar sobrevivientes en el accidente. "Tuve tiempo para dar la noticia. Mi despacho no fue instantáneo. Me di tan solo un par de minutos para escoger las palabras correctas en atención a las familias de las víctimas, y de un país entero que estaba vigilante, expectante y que, a partir de la noticia que iba a dar, entraría en un profundo y largo duelo", indicó.

En ese sentido, sostuvo que intentó "ser lo más decoroso y sensible frente a la tragedia y su desenlace fatal, recalcando que la brutalidad del impacto era quizá el mejor de los consuelos porque sus seres queridos no sufrieron".

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más