Karla Quiroga: Desclasificando su futuro y la nueva línea editorial de Así Somos

Ha sido una semana agitada en "Así Somos", programa de trasnoche de La Red. El espacio perdió el lunes a una de sus panelistas más queridas. El abrazo de Karla Quiroga con la conductora, Eva Gómez, fue el último cuadro en pantalla que acabó por sepultar la estadía de la piscóloga en el programa, en el que estuvo por dos años.

Ahora, nuevos horizontes esperan a la panelista, quien, en conversación con El Filtrador, reveló sus intenciones de publicar un libro, continuar con sus contenidos en otras plataformas –y quizás en la misma televisión- y potenciar su consulta psicológica, todo de cara a unas vacaciones en Miami donde buscará desconectarse para encontrar nuevamente su centro.

Respecto al programa de La Red, el cambio en la línea editorial de Así Somos se veía venir desde hace mucho tiempo. Con sutileza, la estación deslizó el nombre de Eva Gómez para integrarla al programa nocturno tras la abrupta y estrepitosa salida de Camila Andrade.

[adsense]

Así, con la salida de Karla Quiroga, los niveles de especulación en cuanto al nuevo rumbo del programa se incrementaron, pues al igual como ocurrió con la conducción del espacio, la salida de la psicóloga gatilló la llegada de María Eugenia Larraín, quien se integrará al programa esta misma semana con una edición espacial dedicada a la cobertura del eclipse.

“Ahora viene el eclipse y yo me fui el día del solsticio”, ironiza Quiroga, quien, en conversación exclusiva con este Portal, se refirió a su salida del programa, el cambio de línea editorial del segmento, reflexiona sobre la oportunidad que tuvo en el espacio para hacer gala de su vocación profesional, habló de los atesorados recuerdos que guarda con sus antiguos compañeros de programa, una radiografía a la deprimente sociedad chilena e, incluso, se dio tiempo par analizar su promisorio futuro, convencida en que cuando las puertas a su espalda se cierran, muchas más se abrirán frente a su nariz.

¿Por qué te fuiste del Así Somos?

Mira, a mí se me terminaba el contrato a fines de junio y me llamó quien era mi jefe para avisarme que no me renovarían. Pero, fiel a mi honestidad, yo agradecí esto porque sentía que ya no estaba haciendo el programa como antes. Yo trabajo por misiones que yo siento de corazón, tú sabes que soy psicóloga y siempre me acomodó mucho el Así Somos porque podía transmitir mensajes de mi carrera, de mi profesión, mensajes a la gente que quería escucharlos. Hice muchos programas muy lindos sobre ley de atracción, de arcángeles, también muchos análisis psicológicos de perfiles de personajes que nos han marcado en la crónica policial, como “El Tila”, “El psicópata de Alto Hospicio”, y yo siempre he vibrado con eso, analizando desde la psicología y también ayudando con mensajes positivos. Pero desde hace un tiempo que el programa estaba tomando otro rumbo y en ese otro rumbo no cabía tanto la psicología. Mi jefe fue sincero conmigo en eso también y me dijo que el programa iba cambiando y tocaba cambiar un panelista en ese nuevo camino que el programa iba tomando. Yo ese nuevo camino lo empecé a sentir antes, entonces venía preparándome un poco mentalmente para esto porque ya no sentía que estuviera cumpliendo la misión que yo quería cumplir dentro del programa. Yo no quiero estar en pantalla para estar sentada, para estar mostrándome por un tema de ego, sino que me gusta transmitir un mensaje que creo que puede ser relevante. Hoy día, con todo el cariño que me ha entregado la gente desde que supo mi salida del Así Somos, me ha llenado mucho saber que ayudé a personas en cosas de su vida, me han llegado, incluso, mensajes diciéndome que a través de ciertos programas que hice ayudé a sanar depresión en algunas personas y eso me llena el alma y es lo que me deja contenta.

Respecto a esto último, ¿cómo evalúas la salud mental en el país?

Creo que la salud mental en Chile es un tema. Muchas veces estamos con los índices más altos de estrés, depresión y ansiedad y eso no es menor. Veía el otro día un análisis de un psicólogo español que se llama Rafael Santandreu, autor del libro “Las Gafas de la Felicidad” y contaba que, a veces, los países que estaban en desarrollo económico justamente son los más infelices. Él le llama la “maldita abundancia”. Empezamos a vivir para trabajar y para tener una vida más cómoda y para comprar más cosas. Tú te subes al metro y ves la cara de la gente en nuestro país y hay una clara desilusión, hay sufrimiento, hay depresión, y los índices lo avalan. Creo que a la gente le hacen falta mensajes de motivación, y no solo de motivación, sino que también de espiritualidad, que es algo que hasta el día de hoy me han agradecido muchos… La psicología no solamente es mental, los seres humanos tenemos alma también y ahí es donde radica todo lo profundo de la psique humana. Entonces por eso yo me he metido mucho en el tema espiritual, y por eso hice tanto programa, que a veces me preguntaban: ‘¿pero los psicólogos no solamente se dedican a la mente?’ ¡No! Los psicólogos humanistas transpersonales ven toda la parte del espíritu. Tiene mucho que ver con el budismo, con la meditación. Yo hice muchos programas relacionados con eso y la gente me lo ha agradecido hasta el día de hoy, y como te digo, yo con eso me quedo, con haber cumplido una misión y con haber podido ayudar a una sociedad que se va enfermando y que no merecería estar enferma.

[adsense]

¿Vas a continuar con tu canal de YouTube?

De todas maneras, voy a empezar a potenciar mucho mi canal de YouTube porque me pude dar cuenta que la gente sí valora la psicología. Hay momentos en que una se desilusiona y piensa: ‘tal vez a la gente no le interesan estas cosas’, ‘tal vez esto es más de nicho’, que a lo mejor hay personas que no creen o que no quieren creer, se resisten a la espiritualidad, a la superación y con lo que ha pasado estos días me he podido dar cuenta que es muchísima, muchísima gente que quiere seguir viendo los contenidos que alguna vez desarrollé en el programa, así que yo voy a seguir dándole a mi YouTube.

También tengo pendiente publicar un libro. Mi papá es escritor de superación personal. Las generaciones actuales tal vez no lo conocen mucho, pero mi papá fue ‘best seller’ en los años 80’s con un libro (…) y voy a publicar un libro pronto para las personas que me piden seguir sabiendo de los temas que en algún momento pude transmitir. Cuando entré al Así Somos no sabía que iba a tener tan buena recepción en cuanto a mis temáticas, y justo el programa comenzaba a buscar otro tono, comenzaba a buscar mujeres con contenido, mujeres informadas, mujeres que manejaban ciertos temas importantes y trascendentes, y ahí creo que caí parada, y en ese momento yo me voy a quedar, eso es lo que voy a rescatar. Y si ese ciclo también se acabó, también yo lo entiendo, porque por ahí dicen que todo lo que sube, baja.

¿La llegada de Eva Gómez tuvo algo que ver con tu salida del programa?

Obvio que cuando hay un cambio de animador es porque se le quiere dar un cambio de tono o de rumbo a un programa, y en ese momento se empieza a ver un cambio en los contenidos, en las formas, incluso en las estructuras.

¿Cuándo sentiste que el programa ya no era para ti?

Te diría que hasta el verano, más o menos, yo me sentí muy potenciada desde el punto de vista de la psicología aplicada a los temas del programa.

¿Te afectó la salida de Camila Andrade?

Sí, obviamente me dio pena la salida de la Camila. La encontraba una gran profesional, o sea, súper preparada para los programas, manejaba los temas más allá de la sola conducción. Tú sabes que yo vengo de dar las noticias en el CDF, entonces por deformación profesional de periodista me doy cuenta de esas cosas, y me daba cuenta que ella nunca leía lo que le entregaban en el libreto, ella siempre miraba a cámara, se desenvolvía bien, era armónica, nos permitía a todos aportar en nuestros puntos de vista, hacía una conducción bien impecable. Yo se lo dije varias veces. Por profesionalismo la Camila no se queda, ella es buena, además yo sé que a la Camila le gusta trabajar, y le gusta trabajar bien, y eso se nota, era súper trabajadora y muy profesional.

¿Con quienes tienes los mejores recuerdos en Así Somos?

Mira, partiendo por Mauro Parra, que ahora está a cargo de “Mentiras Verdaderas”, que en su momento me trajo porque a mí me veían en el CDF dando noticias y, cuando establecimos un acuerdo con La Red, él me veía en La Red dando las noticias a la hora del almuerzo. Cuando llegué, Mauro me dice que la sociedad está cambiando y que ya no quieren ver mujeres sin contenido, que ahora la mujer tiene un rol importante, un rol empoderado, opinante, que tiene su opinión de las cosas y eso quiere ver también la gente representado en los medios. Y me encantó cuando me dijo eso porque me sentí con la libertad de hablar, de opinar, de comentar lo que yo quisiera y demostrar inteligencia, que antes, te estoy hablando de hace diez o quince años, ni siquiera era valorado. Entonces tengo muy buenos recuerdos de Mauro. También porque, en algún momento, hacemos un programa de arcángeles y me dice: ‘vamos Karla, vamos, probemos cosas, probemos de psicología, tráeme temas de psicología, todo lo que se te ocurra y vamos probando’. Hicimos hasta un programa de la ley de atracción, con física cuántica, contando cómo la gente genera su propia realidad con sus pensamientos, o sea, temas que antes, en el antiguo Así Somos, nadie se hubiera imaginado. Y del elenco tengo bonitos recuerdos de la gente que pasó por ahí, de todos los que estuvieron conmigo, incluso del “Chico Pérez”, que era muy alegre, de la Tere con quien tengo un vínculo, conversamos. Con la Camila también desarrollamos un vínculo, respeto su trabajo… Con Salfate muchos temas en común, a los dos nos gustaban mucho los temas paranormales, a mí hasta me encantaban los programas de OVNIS, me empezó a fascinar ese mundo. Con Lama también descubrí una empatía y una sensibilidad que no sabía que él tenía, fue una de las personas que yo siento que más contención me dio en el momento que supe la noticia (de la salida). Fue muy emocional él, y bueno, la gente detrás de pantalla también. Tengo lindos recuerdos de las maquilladoras... en general me llevé bien con mucha gente en el programa.

[adsense]

Y, por supuesto, que con Jaime Coloma también. Con él tuve una muy bonita relación laboral porque respeta mucho la psicología. Él es casado con una psicóloga, es hijo de psicólogos, y es una persona que sabe mucho de temas de la psiquis, entonces teníamos un lenguaje en común que una normalmente no encuentra en alguien del mundo televisivo, así que también me llevo muy bonitos recuerdos de Jaime.

¿Cuál crees que es el rol de la mujer en los medios de comunicación?

Creo que el rol de la mujer en los medios tiene que ser representativo de lo que es la sociedad de hoy, que es una sociedad que está pidiendo que se respete a la mujer y que se respeten sus derechos, entonces creo que es muy necesario ser coherente con eso y tener mujeres opinantes, mujeres que ejerzan un rol que represente a esta sociedad y que también transmita mensajes relevantes en pantalla. Creo que la televisión no solamente tiene la función de entretener, que muchas veces se malentiende, sino que también hay un rol educativo, un rol de representación, y la televisión es un referente para la gente en muchos aspectos. Las personas muchas veces imitan lo que hay en la tele, creen, ciegamente, en lo que dice la gente que está en la tele, entonces me parece que deberíamos tener una tremenda responsabilidad social, sobre todo las personas que manejan los medios, y utilizan en pro de la sociedad los contenidos que se traspasan en televisión y a eso me refiero con que no solamente basta con entretener. Ahora, entiendo que vivimos en un mundo muy dual, y que todos los seres humanos somos también duales, y muchas veces, más que querer indagar en lo nuestro, educarnos y avanzamos… también hay personas que buscan distraerse y desconectarse, y en vez de conectarse con su interior y evolucionar, quieren usar la tele para dejar de pensar y olvidarse de todo. También creo que la tele, a veces, es reflejo de esa dualidad interior y espiritual que tenemos como seres humanos.

¿Cuál fue el momento más especial del Así Somos?

El momento más especial para mí en el Así Somos fue cuando pude hacer programas de arcángeles. El año pasado yo tuve un par de revelaciones místicas de las cuales no hablo mucho, por lo mismo estuvimos hablando de la dualidad del ser humano, que lamentablemente solo se acerca a la espiritualidad cuando está mal, y cuando está bien, o se aleja o se burla. Yo no, yo lo trato de llevar como si fuera parte de mi vida, entonces para mí fue demasiado especial que me hayan dado la oportunidad en el Así Somos de hacer un programa de arcángeles, y fue un programa al que le fue demasiado bien. Tuvimos un peak de rating esa vez, la prensa lo destacó, y debido a eso, después empezamos a hacer los miércoles místicos, entonces la semana siguiente volvimos a hacer arcángeles, y estuvimos así un buen tiempo, y eso a mí me encanta porque gracias a eso también me puse a hacer talleres de arcángeles.

La gente a veces cree que lo arcángeles son como producto de la fantasía, creen también que son un tema religioso, que, aprovecho de decirlo, yo no adscribo a ningún dogma, ninguna religión, con reglas, con un Dios culposo, castigador ¡No! Los arcángeles son funciones de la divinidad que se manifiestan como herramientas de ayuda para los seres humanos, entonces la gente que no se resiste a esto empieza a descubrir el tremendo mundo sutil que hay alrededor de nosotros, cómo puede ayudarnos eso en el día a día hasta llegar a obrar milagros. Entonces, para mí, fue tan significativo tener esa posibilidad de enseñarle a la gente esto, y hoy día siento que no estuve equivocada porque la mayoría de los mensajes que me llegan son agradeciéndolo, y gente que me cuenta historias de problemas que resolvieron cuando yo les enseñé cómo utilizar la energía de los arcángeles.

¿Por qué terminó ese espacio?

Porque empezaron a traer a la Vanessa Daroch y le empezó a ir bien también, entonces mi jefe consideró que había que dejarlo. Siempre me llevé bien con la Vanessa, en todo caso, pero solamente por eso. se terminó el espacio.

¿Y cuál fue el momento más desilusionante que viviste en el programa?

Fue el momento en el que tuve la certeza y la claridad de que ya no era necesario un panelista que viniera desde el rubro de la psicología y hablara temas que tuvieran relación con la salud mental. Pero, como te digo, es una desilusión con bendición. Uno ahí es cuando se reenfoca, se reinventa y dice: 'voy a sacar lo positivo de acá'. Si ya en un medio masivo no es necesaria la psicología, lo haré en mi propio canal, lo haré en mis redes, lo haré para la gente que sí quiere estos mensajes, que a veces no son para todos.

[adsense]

Te podria interesar....

Notas mas vistas