La demanda de Turner que podría hacer quebrar al fútbol chileno

por El Filtrador
TNT Sports CDF

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) suma otro dolor de cabeza. Porque además de la denuncia en contra de Deportes Melipilla que tiene en vilo el final del campeonato de Primera División, el órgano rector del balompié nacional sufre en otro frente: una millonaria demanda que podría dejar en la quiebra a todo el fútbol chileno.

Según un reportaje de diario La Tercera, Turner International Latin America (TILA), propietaria del del canal TNT Sports (ex CDF) y encargada de transmitir los partidos de Primera División, Primera B y los de la selección chilena de fútbol, presentó en junio pasado una extensa y dura demanda en contra de la ANFP, exigiendo, ni más ni menos, la friolera de 44.750 millones de pesos, algo así como 51 millones de dólares.

¿El motivo? Según el canal de televisión, el organismo rector del fútbol nacional habría incurrido durante los últimos años en una serie de faltas e incumplimientos contractuales que la habrían ocasionado serios perjuicios económicos.

En rigor, Turner sustenta su reclamo judicial en que no recibió el producto licitado en relación con la cantidad de partidos de fútbol que se deben disputar por temporada. En el fondo, se acusa a la entidad liderada por Pablo Milad de no cumplir con los compromisos mínimos de programación estipulados en el contrato de licencia -firmado el 20 de diciembre de 2018- y que establecen un torneo con 16 equipos como mínimo y 30 semanas de partidos, durante al menos 10 meses.

Según precisa el matutino, lo anterior se debe a que las últimas fechas de los campeonatos nacionales de 2019 fueron canceladas y no se jugaron debido al estallido social; y a los cinco meses de inactividad de 2020 producto de la pandemia de Covid-19, período en que no se disputó fútbol profesional.

Contraataque

La ANFP se defiende, refutando las imputaciones de Turner y alegando que las pérdidas del CDF se deben a "perdonazos" hacia los cableoperadores debido a su incompetencia para negociar con ellos, razón por la que ahora pretende que la ANFP actúe como su "compañía de seguros". Además, pone en duda los perjuicios que reclama la demandante Turner, ya que argumenta que el consumo de fútbol aumentó durante los meses de encierro y cuarentena, por lo que la cadena se vio beneficiada y no perjudicada como manifiesta en la querella presentada en tribunales.

Pero eso no es todo: la ANFP cuenta con una lista de nueve supuestos incumplimientos por parte de TNT, entre ellos la no transmisión de un partido por televisión abierta en cada fecha; la no transmisión de todos los partidos de la Primera B; falta de promoción y publicidad para los clubes y retraso en el pago de las cuotas mensuales. Por ello, exige una indemnización de $ 28.100 millones. La guerra está desatada.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más