Polémica por el "8M": Periodista despedido gana demanda contra Mega

Mega
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Tras un artículo escrito e investigado por El Filtrador sobre el despido del subeditor de Prensa de Mega, Juan Lanata, tras la emisión de falsas imágenes de enfrentamientos en la Plaza Sotomayor de Valparaíso durante Día Internacional de la Mujer, hoy se dieron a conocer detalles sobre la desvinculación injustificada del periodista y el comparendo de conciliación alcanzado por ambas partes tras la decisión del profesional de demandar a Megavisión S.A.

Según se lee en el documento del Poder Judicial y tal como lo adelantó en exclusiva este Portal cuando ocurrió de despidió al periodista tras el polémico hecho, Mega aludió al artículo 160 del Código del Trabajo, correspondiente al incumplimiento grave de las obligaciones de su contrato, para desvincular a Lanata, situación ante la cual el periodista llevó a cabo la demanda.

En esta línea, es preciso recordar que la desafectación del profesional que se desempeñaba en los cargos editoriales de la estación, se produjo luego de que en la marcha feminista del 8 de marzo, denominada "8M", Mega emitiera imágenes de disturbios en la Plaza Sotomayor de Valparaíso sin aclarar que el material audiovisual era de archivo, ya que a la hora de exhibir el video por parte de Mega el lugar se encontraba en calma y tranquilidad, hecho que no fue bien recibido por los televidentes y que acusaron a la estación de manipular la realidad.

Basado en los acontecimientos, Lanata logró acreditar punto por punto el cumplimento de sus tareas con base a los hechos relatados ante el tribunal, donde, de igual forma, se resolvió que el periodista no tenía responsabilidad sobre la emisión de dichas imágenes. "El actor recibió órdenes de su superior y no tenía conocimiento de que las imágenes publicadas no correspondían a la realidad que se pretendía informar”, reza el documento presentado por el Poder Judicial.

El párrafo en el escrito calza con las palabras emitidas por el Sindicato de Prensa del canal, que en su momento señaló que "conocemos hace años al editor responsable del noticiario de la tarde, sabemos que estuvo muy lejos de su intención realizar un montaje tendiente a criminalizar el movimiento feminista como algunos han insinuado (…) Por tanto, lamentamos su desvinculación de la empresa, más aún cuando entendemos que en la errónea toma de decisiones, que llegó a exhibir imágenes que no correspondían, hubo responsabilidades compartidas con un superior que también habría aprobado la emisión del contenido inexacto", indicaron.

En vista de lo anterior, fuentes exclusivas de El Filtrador apuntaron a que el responsable de la emisión de dicha imágenes fue Hugo Marcone, subdirector de Prensa y mano derecha de Cristóbal Valenzuela, director de Servicios Informativos de Mega.

Los hechos

Ese hecho fue crucial en la trama, ya que a las 10:00 horas del sábado 9 de marzo, Marcone fue el encargado de llamar a Lanata para comentarle que “la situación era delicada” y que otorgarían el derecho a réplica a las mujeres, pese a que la ley no obliga a ejecutar tal acción, junto con ser enfático en la necesidad de agudizar los protocolos para evitar futuros errores como el ocurrido.

Juan Lanata cuelga el teléfono. A las 22.00 horas vuelve a sonar. Del otro lado es la voz de Cristóbal Valenzuela la que le comunica al periodista que debe asistir a una reunión de urgencia para el día domingo.

Ya para ese entonces los televidentes exigían un responsable por el grave error comunicacional y Valenzuela tiene dos candidatos para el sobre azul. El escogido fue Juan Lanata. A las 17:30 de la tarde, el periodista ingresa a la oficina del director de Prensa, donde se le comunica que “a pesar de como transcurrió todo, es inexcusable lo sucedido”, y le comunican su despido ipso facto

Más tarde, es la Gerenta de Recursos Humanos (RR.HH.), Claudia Yurac, quien le entrega la carta de finalización de contrato a Lanata.

Mucho se comentó sobre que esta decisión habría sido “cortar el hilo por lo más fino”, conclusión a la que también llegaron los compañeros del periodista, asegurando a este Portal que "es buena persona. Un cabro muy sano que pagó los platos rotos de otros con más jineta", señalaron respecto de la decisión tomada por Valenzuela.

Finalmente, según se lee en el documento legal sobre el llamado a conciliación entre Mega y Juan Lanata, y con el solo hecho de poner fin al juicio, la empresa ofreció pagar la suma total de $12.000.000, sin reconocer los fundamentos de la demanda, acuerdo que fue aceptado por el periodista, tanto en el monto estipulado como en la forma en que se hará el pago, para cerrar definitivamente su vínculo con Mega.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
1

También te puede interesar