A Copesa no le resultó la triquiñuela para evadir millonarios impuestos

Copesa

El Cuarto Tribunal Tributario y Aduanero de la Región Metropolitana rechazó la anulación de dos liquidaciones tributarias con la que Copesa pretendía evitar el pago de casi $280 millones de pesos en impuestos.

Conforme reveló el portal Interferencia, ambas liquidaciones tributarias, emitidas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) en el año 2015, tienen su origen en la declaración de impuestos de Copesa Impresores S.A., que con el tiempo fue absorbida por Copesa S.A. en el año 2012 cuando la empresa del Grupo Saieh incluyó gastos que eventualmente le permitirían rebajar montos asociados al pago de impuestos, por cuanto estos se deducen de la denominada renta líquida imponible.

En detalle, la empresa, en su momento, refirió al pago de intereses por $675.991.246, los cuales, conforme informa el citado medio, fueron catalogados como "gastos necesarios para producir la renta, además de una pérdida de arrastre cuyo monto asciende a la suma de $82.222.671.

No obstante, el año 2015, tras una fiscalización del SII, la Dirección Regional Metropolitana Santiago Oriente del Servicio de Impuestos Internos emitió dos liquidaciones donde se rechazaban parte de estos gastos, de los cuales la "cantidad total liquidada asciende a $279.895.059", se esgrime en la sentencia del Cuarto Tribunal Tributario y Aduanero.

Para abril de este año, Copesa presentó un reclamo ante el referido tribunal con la intención de anular ambas liquidaciones, siendo rechazado.

Conforme se aprecia en documentos recabados por Interferencia, el SII estimó que "el gasto por concepto de intereses es excesivo, considerando que una empresa relacionada es la que determina este interés, ya que no hay ningún documento que acredite la tasa de interés que se cobra sobre los saldos de cuenta corriente mercantil haya sido determinada de otra forma, por lo tanto se trata de una tasa que Copesa Impresores S.A. acepta sin reparos".

De igual forma, el tribunal estimó que Copesa no logró "acreditar efectivamente la obtención de préstamos, créditos o fondos de parte de sus empresas relacionadas, la utilización o uso de dichos fondos y cómo estos generaron rentas afectas al Impuesto de Primera Categoría", manteniendo pendientes de pago dichas liquidaciones.

Pese a que el reclamo de la empresa en cuestión fue rechazado en esta etapa legal, se indica que, desde ya, Copesa interpuso un recurso de apelación en contra de la sentencia, quedando la decisión ahora en manos de la Corte de Apelaciones de Santiago.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más