El emotivo momento que protagonizó Zabaleta en Socios por el Mundo

Zabaleta

El actor y conductor del programa de Canal 13 Socios por el Mundo, Jorge Zabaleta, realizó una profunda reflexión sobre lo que significa el concepto de la muerte.

Y es que, durante la noche de este sábado, el excanal católico estrenó un nuevo capítulo del segmento de viajes a cargo de Zabaleta y Francisco Saavedra, el cual tuvo como principal atractivo el recorrido de los "socios" por Roma, Italia.

En tal sentido, cabe destacar que, durante sus andanzas en la histórica ciudad, ciertamente uno de los momentos que cautivó a los televidentes fue el ingreso de Zabaleta y Saavedra a la Capilla Sixtina, icónica estructura que representa una de las piezas artísticas más importantes de la historia de la humanidad.

Los conductores de Socios por el Mundo agradecieron la mediación de la corresponsal de Tele13, Mariana Díaz, para poder ingresar al recinto.

Despedida

No obstante, antes de desplazarse hacia Roma, los "socios" decidieron despedirse de España con un particular paseo por el cementerio del pintoresco pueblo de Bermeo, lugar donde Jorge Zabaleta realizaría un extenso recorrido con la intención de encontrar el lugar de sepultura de sus ascendientes.

Pese a no tener éxito en su búsqueda, el actor manifestó que con el solo hecho de saber que se encuentran en ese lugar le deja conforme.

En tal sentido, durante su estancia, el intérprete aprovechó la oportunidad para realizar una potente reflexión sobre lo que significa la muerte, remitiéndose, particularmente, a lo que podría ocurrir tras su propio deceso.

"¿Dónde te gustaría que te enterraran a ti?", preguntó Saavedra a su compañero de aventuras, quien, tras soltar una risotada, respondió: "yo no quiero que me entierren. Yo quiero que me cremen", apuntó.

Sorprendido, su compañero de programa le preguntó dónde querían que esparcieran sus cenizas. "Me da lo mismo, no tengo ese rollo. Yo creo que cuando uno se muere, hay que dejarle esa responsabilidad a la familia... la familia tiene que saber si quiere ir a verte en algún minuto o no. A veces los hijos necesitan tener un lugar dónde ir, o la viuda, o lo que sea, el que te suceda", señaló, dando a entender que, para él, el lugar de sepultura tiene más relación con una necesidad de los deudos que con una decisión tomada previamente por el difunto.

"O, a lo mejor, nadie va a querer saber, ni a nadie le va a interesar dónde uno esté... Todo depende de cómo uno se haya portado", culminó Zabaleta.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más