El golpe bajo que recibió Mega y que empaña su hasta ahora buen año

Mega

El presente de Mega es alentador. Este año comenzó a recuperar el terreno perdido frente a Chilevisión respecto a la sintonía, lo que va de la mano con las ganancias reportadas en el último trimestre. Sin embargo, una situación está a punto de empañar este promisorio escenario.

Se trata del acuerdo suscrito entre la señal de Bethia y Discovery en 2016, negocio que involucró la compra del 27,5% del canal chileno por parte de la multinacional. En los últimos días han surgido rumores que indican que la empresa dirigida por David Zaslav buscaría deshacerse del porcentaje adquirido, abandonando su participación en el holding Megamedia.

De acuerdo a información de Diario Financiero, esta decisión obedecería a la reciente fusión entre Discovery y WarnerMedia -hoy Warner Bros Discovery- cuya matriz ha decidido dejar de lado los canales de cable para enfocarse de lleno en las aplicaciones digitales, lo que coincide con la caída de su valor comercial tras la unión entre ambas multinacionales.

"El cable está derrumbado como plataforma, las audiencias migraron, el streaming es más barato y de mejor calidad, y el cable como negocio vale menos de la mitad en todo el mundo y la mayoría de los canales son de mala calidad. Por lo mismo, las razones de Discovery para apalancar su negocio de cable a través de Mega están súper debilitadas y es mucho menos útil optar por un canal de TV en un país cuando ese negocio está débil y estás migrando a otro foco”, afirmó un conocedor del tema al medio económico.

Discovery / WarnerMedia - Televisión
Este año Discovery y WarnerMedia se fusionaron creando la empresa Warner Bros Discovery.

Esta situación tiene en alerta a Mega, puesto que al momento de consolidar el acuerdo en 2016 existía una cláusula que obliga a la señal de Vicuña Mackenna a recomprar el 27,5% de Warner Bros Discovery, cuyo monto asciende a los 60 millones de dólares. Pese al buen año del canal chileno, hoy no cuenta con esos recursos para concretar la operación.

Asimismo, Diario Financiero sostiene que la situación en la familia Solari -propietarios del Grupo Bethia- no es la mejor, puesto que su participación en el mercado se ha reducido en otras áreas, siendo uno de los principales afectados Falabella, que en la actualidad vale un tercio de lo que costaba en 2018, mientras que en el sector de la salud todavía mantiene a la venta el 46% de las acciones de Isapre Colmena, proceso que se ha extendido por más de un año y parece no tener pronta solución.

De momento se baraja la alternativa de una posible negociación de acciones entre Mega y Discovery a cambio del dinero a pagar. Sin embargo, conocedores de la industria estiman que esto podría ser complejo, puesto que los 60 millones de dólares corresponderían al 80% del valor que actualmente posee la señal chilena.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Ver más