??Mucho Gusto? a la deriva: ¡Hay que pararse del escritorio!

por Daniel Fuenzalida
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Por Daniel Fuenzalida

En las aguas matinales hay un barco que navega a la deriva. En su mascarón de proa figura a medio caer una corona y un nombre: ??Mucho Gusto?. Nadie entiende dónde va y cuáles son sus coordenadas de viaje en medio de aguas tormentosas, cambiantes y peligrosas.

Ningún navegante mañanero puede decir que no estaba preparado para la llegada de marzo. Todo aquel integrante de la industria televisiva matinal sabía que las primeras luces del tercer mes del año venían duras. Es por eso que se habló de ??súper lunes?. Intentaron tirar la pelota a otros: tránsito, congestión, caos. Pero, no. La real confrontación no estaba entre los automovilistas y los peatones en el retorno a clases. La guerra estaba en los canales de TV y su guerra por rating.

Algunos retoques escenográficos mostraron a un ??Mucho Gusto? algo renovado. Un barniz que intentó dar un nuevo aire al programa que ostentaba el liderato y que lo pierde a pasos agigantados. Los colores, las formas ni los lentes de Lucho Jara mostrados esta semana lograron renovar los votos de la esquiva audiencia.

Alguna vez, Pablo Alvarado (Pablete) me dijo que para hacer un buen programa de TV hay que andar en Metro, en la micro y no ser un productor de escritorio. Encontré notable esa frase. Y hoy, ante el nuevo escenario matinal, con un trono esquivo para Mega me pregunto dónde están las horas de calle de su equipo. ¿Se echaron en los laureles? ¿Las felicitaciones por ser vencedores por tantas temporadas terminaron por marear a sus editores?

Estas semanas la coyuntura noticiosa fue la vedette. El público quería móviles en los lugares donde transcurrían los hechos. Mega, sin embargo, estaba en otra dimensión: la eterna jugarreta de bailes y chistes era su tónica.

La ??Patrulla Juvenil? que poco y nada tiene de juvenil, dicho sea de paso, hizo esfuerzos por revertir el escenario. En el grupo, destaca el trabajo de Joaquín Méndez y María José Quintanilla. La cantante es una digna reemplazante de Karla Constant, un talento puro que aún no entiendo por qué no fue reclutada por el nuevo ??Rojo?. Pero eso ya es harina de una próxima columna.

latercera.com

No puedo dejar de mencionar a Kathy Salosny como gran elemento diferenciador que ostentaba el «Mucho Gusto» de ayer, el exitoso. Era ella el real cable a tierra de Luis Jara. Su sola presencia lograba equilibrar al histriónico cantante. Muchas veces con una mirada lo tranquilizaba y le quitaba las ganas de figuración, tan propias de quienes hacemos TV.

José Miguel Viñuela, por su parte, sólido en su rol. Sus mejores aportes van de la mano de su interacción con Patricia Maldonado. No obstante, en esa dupla no cabe un alfiler. Son ellos y nadie más, a mi parecer unas de las mejores parejas televisivas.

Y para que nadie diga que la crítica es sin propuestas, acá van algunas ideas: dividir ??Mucho Gusto? en bloques. Partir con un programa con Luis y Carla Constant de 8 a 11, un segmento informativo con la presencia de Prensa. Luego de eso los mal llamados jóvenes; en la conducción de ese segmento Viñuela con Coté Quintanilla más «la Maldo».

En medio de la disputa, en CHV se soban las manos. La crónica policial ha logrado imponerse a sus pares y todo parece indicar que comenzó el veranito para el canal del grupo Turner. Mientras tanto en Mega la sugerencia parece ser practicar los sabios consejos de su productor ejecutivo y volver a tomar el pulso a la calle.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar