Avello y mensajes para Venezuela: Los hitos que marcaron la primera noche festivalera

por
Festival de Viña Avello
Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En sus sesenta años de existencia, el Festival de Viña había tenido escasas oportunidades de manifestar su ??opinión?. Es que salvo algunas intervenciones de artistas invitados en distintas épocas (Bigote Arrocet, Illapu, Puma Rodríguez o Jorge González), el certamen latino más grande del orbe no conocía de una línea editorial explícita y reconocible.

??Democracia y libertad para Venezuela" fue la frase que marcó a fuego la jornada inaugural de esta nueva versión. La voz de Martín Cárcamo provocó aplausos y pifias en una parte del público. Lo más trascendente es que sembró la gran interrogante: ??¿Es válido teñir el Festival de crítica a un gobierno latinoamericano??. Si bien nadie desconoce que el mandato de Maduro tiene sumido al pueblo venezolano en una severa crisis, el lugar no parecía el indicado.

Tras el cuestionable speech del animador ??rubio natural?, las redes sociales fueron implacables. Recordaron desde Bigote Arrocet, quien el año 1974 cantó ??Libre? pocos meses después del Golpe Militar; y El Puma Rodríguez, quien en 1981 pronunció su ya mítica frase ??hay que escuchar la voz del pueblo?, en clara alusión a la situación que vivía el país, en plena dictadura.

El trabajo de fonoaudiología a María Luisa Godoy dio sus frutos. Con una modulación y pronunciación perfecta, la animadora matinal se mostró segura y perfecta en sus intervenciones, salvo  en el inicio donde recibieron el discurso fraccionado por sono, lo que provocó que el resultado fuera forzado.

Tal como se sabía, la obertura fue un homenaje a Lucho Gatica. Seis voces -Yuri, Américo, Denise Rosenthal, Beto Cuevas, Francisca Valenzuela, Carlos Rivera y Claudia Acuña- dieron vida a un tributo que fue presenciado con respeto por el público. La Gaviota de Platino entregada -sin emoción- al productor Humberto Gatica, cerró la obertura.

Si bien nadie discute que Lucho Gatica merecía el tributo, se echó de menos un guiño a los sesenta años de Festival. En seis décadas hay momentos, imágenes, imborrables para el público.

Imagen: ADN Radio

Avanzó la noche y los mensajes anti chavistas se apagaron en la medida que el ritmo de Wisin & Yandel se tomó la Quinta Vergara. Tras su rítmica actuación, comerciales. El momento en que María Luisa Godoy y su compañero interactuan con el público, específicamente con el palco. La animadora, algo hiperventilada por la euforia, invitaba a viva voz a visitar el restaurante que tiene Cárcamo en Viña del Mar. Mientras ella realizaba la ??mención comercial?, el animador trataba de acomodar su una chaqueta blanca cruzada de lana de seda que le quedaba, por lo menos, dos tallas grande. Si su diseñador, Sergio Arias, quiso ser vanguardista, no lo logró. Mal.

La escenografía, perfecta. Las pantallas nuevamente fueron el elemento central; sin embargo, a pesar de tener tantas, el público en la Quinta echó de menos utilizarlas para ver quién cantaba en la obertura, por ejemplo. Recordemos que la Quinta Vergara es un coliseo donde asisten más de 15 mil personas por noche y no todos van a palco.

La trastienda

No es primera vez que Ignacio Gutiérrez toma el micrófono del backstage festivalero; no obstante es primera vez que se mostró tan eufórico con la intención de mostrar sus capacidades ante una eventual candidatura a Viña 2020. Para nadie es un secreto que Nacho sueña con animar el Festival y sabe que TVN tiene que poner a la figura masculina para la versión del próximo año. ¿En campaña, Nachito?

Cualquier sistema predictivo (cartas, bolas mágicas, conchas) habría determinado que la actuación de Felipe Avello sería un éxito. Es que el standapero venía en racha y se presentaba como favorito. Por eso a nadie sorprendió cuando realizó una impecable rutina y se llevó los máximos galardones: gaviotas de plata y oro.

A las 01.35 minutos comenzó la competencia internacional. Nuevamente, tal como en la era Chilevisión, la hora fue un factor adverso. El criterio fue la suma de audiencia y se alzaron voces que pidieron respeto por la música. Nada nuevo.

Al cierre el ritmo de Sebastián Yatra, aquel intérprete que viaja por el mundo con la mamá y que goza de una popularidad de rockstar.

La ??sociedad? de TVN y Canal 13 faculta a ambas estaciones a promocionar sus programas, no siempre de manera coherente con el ritmo del show. El saludo a Carolina Arregui y Pancho Reyes, por ejemplo, fue abrupto e intempestivo, un tanto a la fuerza. Punto a corregir.

El promedio de audiencia (sumado Canal 13 y TVN) logró 31,4 puntos de rating para el Festival con un peak de 45 durante el show de Avello. Muy lejos Mega con 4,6, CHV 3,6 y La Red 0,6.

Compartir via:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
0 comentario
0

También te puede interesar