CHV se salvó "jabonado" de ser sancionado por el episodio más polémico de La divina comida

La Divina Comida - Chilevisión

El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) razonó no formular cargos en contra de Chilevisión por los controversiales dichos de Jordi Castell en el programa La divina comida.

Es preciso recordar que el fotógrafo estuvo invitado en el espacio emitido el 11 de junio de este año, instancia en la que, en sintonía con la dinámica del espacio de conversaciones, mostró su casa e hizo especial mención a sus mascotas.

En este contexto es que el otrora panelista del extinto programa de farándula Primer Plano (CHV) habló sobre su perra Simone, diciendo que "los machos eran todos espléndidos, rubios. Y llegó esta negra desnutrida y la pobre era fea como la noche oscura. Ya, con todo respeto, pero le puse Nina Simone por negra y fea", dijo sobre el origen del animal, palabras que fueron interpretadas como expresiones racistas por los televidentes, desatando una ola de críticas en contra y denuncias ante el CNTV.

Pues bien, con esto como base, es que, en la más reciente acta del organismo fiscalizador, se plasma la decisión del consejo sobre el incidente, decantándose por eximir de culpas a Chilevisión por los dichos del fotógrafo.

Sin embargo, y si bien no se le aplicó una sanción a la emisora, los consejeros sí condenaron en su fuero interno las declaraciones del polémico rostro televisivo, toda vez que la determinación se tomó "manteniendo una enérgica condena en contra de los deplorables dichos vertidos por el Sr. Castell", se lee.

A renglón seguido se expone que "este Consejo estima que no resultaría apropiado imponer una sanción a la concesionaria, sin perjuicio de exhortarla desde ya a evitar a futuro que situaciones como la fiscalizada vuelvan a repetirse", quedando de manifiesto un explícito emplazamiento a Chilevisión para prevenir similares incidentes.

Asimismo, en el registro de la sesión, se detalla que, si bien la presidenta del CNTV, la periodista Faride Zerán, estuvo de acuerdo inicialmente con formular cargos en contra de la señal dependiente de Paramount, tras considerar los descargos de Chilevisión y las disculpas de Castell estimó que "no hubo intención de lesionar la dignidad de las personas".

No obstante, la decisión de no aplicar una sanción a Chilevisión no fue unánime, por cuanto tres consejeros estuvieron de acuerdo con imputar a CHV un grado de responsabilidad por la emisión de las controvertidas palabras de Jordi Castell.

You may also like